Guía de Viaje: Circuito Dientes de Navarino

Guía de Viaje: Circuito Dientes de Navarino

Chile es un país privilegiado por su entorno natural, ofreciendo paisajes únicos para escaparse y también circuitos de trekking que permiten a las personas más atrevidas ponerse a prueba al mismo tiempo que se encuentran en profundo contacto con nuestra naturaleza.

Uno de los trayectos más famosos de toda la nación, se ubica en la Isla Navarino, cuyo acceso es a través de Puerto Williams, y se denomina los Dientes de Navarino, debido a la forma del cordón montañoso que se rodea durante el recorrido y que se parece a unos filosos dientes, pero no es este el único atractivo que se puede apreciar en la ruta, ya que como se podrá conocer en las próximas líneas, se trata de un paraíso natural que alberga una inmensa cantidad de lagunas y combinaciones de paisajes tan distintos como increíbles; todo esto sumado a que es conocido como el trekking más austral del mundo.

Dientes de Navarino

Foto de Jorge Gutiérrez

¿Cómo llegar?

Lo primero, es tomar en consideración que el acceso a la ruta es por Puerto Williams, una increíble ciudad de a penas un poco más de 2.000 habitantes y que tiene una gran cantidad de panoramas, que van desde gozar la tranquilidad de una caminata por la costanera, hasta realizar mágicos paseos en velero por el Canal Beagle (click aquí para conocer los paseos) o conocer un poco más de la cultura Yagán gracias al Museo o con una visita a Villa Ukika, el último refugio de los yaganes. A su vez, el acceso a Puerto Williams, es principalmente desde Punta Arenas y puede ser a través de dos formas:

1) En avioneta con Aerolíneas DAP: cuya capacidad es muy limitada, y si bien los vuelos son diarios, se agotan rápido, por lo que es vital reservarlos con tiempo. La duración del viaje es de 1 hora y 30 minutos aproximadamente, el precio ida y vuelta alrededor de los $150.000 chilenos, y si el clima lo permite, la vista desde la ventana es realmente maravillosa, ya que por un lado se puede apreciar la Isla Navarino y por el otro la Isla de Tierra del Fuego, separadas por el ya mencionado Canal Beagle. Para reservar y cotizar vuelos lo puedes haciendo click aquí.

 (El límite de equipaje facturado es de 10kg por persona, y cada kilo extra cuesta $2.000 aprox. También permiten llevar una mochila pequeña o un saco a mano).

2) Por barco con TABSA: se trata de un precioso viaje vía marítima, cuya duración es de un poco más de 30 horas, un viaje un poco más económico, y que también tiene sus propios encantos al navegar por los australes canales de la Región de Magallanes y el mismo Beagle. Se pueden hacer reservas y conocer más detalles haciendo click aquí.

*Si se viaja por avioneta, se puede solicitar un transporte a través de una van desde el aeródromo hasta el centro de la ciudad, para evitar un par de kilómetros de caminata que con mochila pueden ser algo agotadores, sobre todo si se comienza con el trekking a los Dientes ese mismo día. En nuestro caso, conocimos a Eduardo, quién nos llevó hasta el inicio del sendero en el Centro de Bienvenida y también nos fue a recoger al término del mismo, lo puedes contactar a través de este número: +56 9 4267 5015

¿Cuándo ir?

Entre diciembre y febrero.

¿Cuánto dura?

La ruta descrita, en las mejores condiciones contempla 4 noches y 5 días, sin embargo es preciso considerar al menos 1 noche extra de margen, por si las condiciones no permiten un avance seguro y se convierte en una mejor opción acampar en un sitio adecuado. Existen otros circuitos que contemplan la visita a Lago Windhold o también Wulaia, ambos con mayor extensión.

El Circuito

Día 1: Puerto Williams - Laguna El Salto

El primer tramo comienza en el Centro de Bienvenida, donde uno se vuelve a registrar y recibe ciertas instrucciones del equipo de CONAF, siendo un buen punto también para cargar agua y pasar al baño. Y así, nos empezamos a adentrar en el bosque del trekking más austral del mundo, con un sendero muy marcado en esta primera parte y con algunas pasarelas, debido en parte a qué también es el sendero para llegar al famoso Cerro Bandera, lo que provocará que acá nos podamos encontrar con más gente que realiza este trekking por el día, a diferencia de lo solitario que será el resto del recorrido. Llegar hasta la bandera puede tomar entre 2 y 3 horas según nuestro ritmo, ya que se trata de un tramo bastante empinado por el bosque, y que pasa a un terreno más descubierto cuando nos acercamos a la bandera.

Mirador antes del Cerro Bandera, Puerto Williams, Isla Navarino

Uno de los miradores que se encuentra antes de llegar a la cumbre del Cerro Bandera. Foto de Jorge Gutiérrez.

Luego de pasar por la bandera y disfrutar de la increíble vista de Puerto Williams y el Canal Beagle, debemos continuar pasando por un tramo más plano, que nos va llevando al faldeo del Cerro Bandera, donde tendremos un riachuelo muy importante para recargar agua y hacer una breve pausa, para enfrentar después unas pasadas algo estrechas en las que se debe evaluar el paso debido a la fuerza del viento.

Cerro Bandera, Dientes de Navarino

Foto de Jorge Gutiérrez.

Finalmente, para terminar el tramo y llegar a la primera parada en la Laguna El Salto, se debe enfrentar una bajada brusca y empinada, compuesta principalmente de piedras y en algunos casos esta se encuentra muy suelta, por lo que hay que pisar con cuidado para no dañar los tobillos al principio de la ruta. Una vez logremos esta bajada, hay que seguir bordeando la laguna hacia la izquierda para encontrar mejores sitios de camping por donde el terreno es más ameno y también se encuentran cursos de agua.

Laguna El Salto, Dientes de Navarino

Laguna El Salto cubierta por la Neblina. Foto de Vicente del Río.

Día 2: Laguna El Salto - Laguna Escondida 

Se parte subiendo inmediatamente desde los pies de la Laguna El Salto, un tramo duro y empinado, con harto barro y piedras, pero acompañado por un riachuelo cuyo origen son las aguas de deshielo, lo que nos permitirá recargar agua bien heladita en algunos tramos. El sendero es marcado, y existen monolitos como referencia. Desde la parte más alta se irá viendo una laguna, a la cual se debe bajar y luego bordear por el lado izquierdo para seguir un camino con mucha piedra. También es en la mitad de este tramo que se puede observar la división del camino, donde por un lado podremos ir en dirección hacia el Lago Windhold (lo que implica un día más), o continuar con nuestra ruta por el tradicional circuito, siguiendo el cartel que señala "DN".

Dientes de Navarino

El camino está claramente marcado y a la derecha se puede observar el riachuelo. Foto de Rosario Aspillaga.

Son numerosos pasos que se atraviesan en este día, siendo uno de los más significativo el que pasa por la Laguna de Los Dientes, que en nuestro caso nos tocó bastante nublado, pero que sigue siendo bien impresionante. Como en muchas partes, hay que tener ojo con las piedras, ya que a pesar de algunas pueden ser grandes y parecer firmes, pueden ser muy traicioneras o provocar alguna caída o enredo con el bastón.

Diente de Navarino

Foto de Vicente del Río.

Ya más avanzado el tramo, se va alternando un poco entre el roquerío habitual y el bosque magallánico, el cual no deja de sorprender por su variedad y abundancia a pesar de estar en el fin del mundo, lo que se combina con la Cordillera de Navarino, unos imponentes Dientes filosos que tocan el cielo y nos hacen sentir en un paraíso remoto y alejado de todo el resto del mundo.

Ya aproximándose a nuestro próximo campamento, estaremos más cerca de los pastizales húmedos, que a medida que se siguen sorteando, nos mostrarán los sitios de camping que están protegidos por una especie de "fuertes" de piedra que cubren del viento con una vista realmente impresionante.

Laguna Escondida Dientes de Navarino

Se pueden instalar las carpas en estos sitios rodeados por piedra que protegen del viento. Foto de Vicente del Río.

 Laguna Escondida, Dientes de Navarino

El mágico reflejo que se puede ver en la Laguna Escondida. Foto de Rosario Aspillaga.

Día 3: Laguna Escondida - Laguna Martillo

En el día 3 abandonamos este oasis para ponernos en marcha a la Laguna Martillo, un camino que parte con un ascenso marcado, y que luego nos invita a bordear las lagunas por los diques construidos por los castores del lugar, que afortunadamente para nosotros hacen más factible el paso, pero sin embargo han alterado el ecosistema de la Isla con sus represas.

Dientes de Navarino

 Foto de Vicente del Río.

Luego de esta parte, viene uno de los tramos más complejos del día, que es el Paso Ventarrón, ya que para llegar a el nos espera una empinada subida por un terreno de piedra rojiza, pero que cuando se llega a encarar el paso, presenta una merecida recompensa, puesto que la vista panorámica es simplemente sensacional. El sendero continúa subiendo hacia la cima de la loma por la derecha del Paso Ventarrón.

Paso Ventarrón, Dientes de Navarino.

Foto de Rosario Aspillaga.

Continuando con el derrotero, y cambiando la perspectiva que se va teniendo de la Cordillera Navarino y viendo las distintas caras de sus dientes, se continuará con un descenso por un terreno más húmedo, con más diques y donde las polainas serán claves para no sufrir con el barro hasta llegar a la Laguna Martillo, donde habrán sitios de camping delimitados con las piedras que protegen en cierta forma del viento, que al menos en nuestra experiencia fue extremadamente fuerte por la noche.

Laguna Martillo, Dientes de Navarino

 La Laguna Martillo. Foto de Jorge Gutiérrez.

Día 4: Laguna Martillo - Laguna Guanaco

Este es el último día de trekking "largo", y sin duda es uno de los más complicados, debido a la gran subida que tiene casi al final del trayecto para atravesar el Paso Virginia. 

La primera parte contempla continuar por el borde de la Laguna Martillo por un sendero relativamente plano y con muy poca inclinación, para luego pasar por una castorera y con vista a las Lagunas Gemelas. Después, nos volvemos a internar en el bosque en forma de ascenso, atravesando un pequeño riachuelo que sirve para recargar energías y situarnos a los pies del paso. Al salir del bosque, tendremos un camino rocoso que presenta un gran desafío para subirlo, puesto que es muy empinado y a medida que va avanzando nos deja una preciosa vista del valle que vamos dejando atrás, al mismo tiempo que nos vamos acercando a una cascada situada a mano izquierda. Terminando la subida, tendremos un terreno más plano y árido donde se debe seguir la ruta marcada por los monolitos y donde incluso se podrá notar algunos sitios de camping protegidos con piedras pero que sin duda siguen estando demasiado expuestos al viento estremecedor de esa zona. Al llegar al final del Paso Virginia, se obtiene una de las mejores vistas panorámicas de todo el viaje, que en nuestro caso teníamos que disfrutar sentados ya que el viento era demasiado fuerte para permanecer mucho tiempo en pie.

Laguna Guanaco, Dientes de Navarino

Vista a la Laguna Guanaco con el Canal Beagle de fondo desde el Paso Virginia. Foto de Manuela del Río.

Luego, se debe continuar bajando en forma de acarreo por la montaña, teniendo extrema precaución tanto en la parte que es de arena suelta (ya que es muy empinada y la azota un fuerte viento), y en la parte donde hay muchas piedras, ya que tampoco están firmes hasta llegar a la Laguna Guanaco y bordearla por el lado izquierdo hasta llegar al mirador.

Paso Virginia, Dientes de Navarino

 Bajada hacia la Laguna Guanaco.

En la zona del mirador de la Laguna Guanaco, existen sitios de camping e incluso a pocos metros del mismo, sin embargo en nuestro caso específico decidimos bajar un poco más durante unos 30 minutos, ya que el viento era excesivamente fuerte, logrando encontrar unos privilegiados sitios en unos pastizales cerca de las castoreras a los pies de una laguna más pequeña llamada Las Guanacas.

Laguna Guanacas, Dientes de Navarino

Al fondo la Laguna Las Guanacas, cercana al mirador anterior y con menos viento para acampar. Foto de Manuela del Río.

Día 5: Laguna Guanaco - Puerto Williams

El último día, comprende el tramo más corto de todo el circuito y probablemente el menos demandante, pero sigue siendo agotador debido al cansancio acumulado, ansiedad y a que también supone algunas partes moderadamente complicadas. Ya sea que partamos desde la Laguna Guanaco, o Las Guanacas, bastará un poco de tiempo para terminar de pasar por las castoreras y algunos diques, para adentrarse en el bosque que tendrá varias partes en bajada algo resbalosas por el barro mientras se pasa cerca del río. Es trascendental notar que en este tramo la señalización es un poco más pobre y es bastante fácil perderse, por lo que vale la pena hacer durar la batería del GPS y estar muy atento tanto a monolitos como a las bandas de colores en las ramas de los árboles, ya que en ocasiones se deberá literalmente cruzar entremedio de algunos arbustos que parecen no tener huella, hasta finalmente encaminarse hacia la carretera por una ruta algo más marcada.

Dientes de Navarino

Las bajadas por el bosque húmedo y cercano al río en este día son habituales. Foto de Manuela del Río.

A un poco menos de 500 metros de la carretera ya tendremos señal, por lo que acá se recomienda llamar a un transporte (señalado al inicio uno recomendado), para que nos pase a buscar y llevar hasta nuestro lugar de alojamiento en Puerto Williams, para descansar con el espíritu contento por completar el trekking más austral del mundo, y aprovechar las maravillas que existen en esta pequeña pero encantadora ciudad.

 

¿Qué llevar?

- Ropa Impermeable de pies a cabeza: la lluvia, nieve y barro pueden ser muy comunes en el día a día, por lo que la mejor forma de combatirlas, es con un calzado impermeable, chaqueta/cortaviento impermeable y un pantalón impermeable o cubre pantalón.

- Ropa de cambio para la lluvia.

- Botella de Agua: Recomendamos nuestra Botella Térmica Kuntur, que resiste por muchas horas tantos líquidos fríos como calientes, puedes ver más información en este link.

- Gorro de Lana: la cabeza es una de las partes más sensibles al frío, por lo que un buen gorro será un gran acompañante. El Gorro de Lana Kuntur, es un gran compañero para este tipo de aventuras, debido a que es muy liviano pero también muy abrigado, puedes verlo en este enlace.

- Polainas: como se mencionó, si no hay nieve, hay barro, por lo que este accesorio es muy importante para evitar que al pasar por lugares con pozas o acumulaciones profundas de barro, nos entre el mismo por los bototos. En Turismo Shila (probablemente la principal tienda outdoor de Puerto Williams y a la que recomendamos pasar antes de partir), puedes arrendar polainas desde $2.000 aproximadamente por día.

- Gases: si viajas por avión, vas a tener que comprarlos en Puerto Williams, los puedes adquirir en Turismo Shila.

- GPS: un imprescindible del trayecto, ya que si bien el camino está señalado en la mayoría de los tramos a través de un sendero con monolitos, es muy fácil perderse y alejarse de la ruta, por lo que el GPS nos ayuda a volver al camino, y ser por lo demás muy útil ante una emergencia. También lo puedes arrendar en Turismo Shila (desde $3.000 por día aprox.) con la ruta cargada y te enseñarán lo simple que resulta usarlo.

- Protector solar: aunque no se vea, el sol quema y fuerte.

- Bastones.

- Guantes.

- Jockey: para protegernos del sol recomendamos nuestros Jockeys Kuntur que puedes ver acá.

- Bolsas para proteger la ropa/saco de la lluvia.

- Primeras capas.

 

Recomendaciones Generales

- Es obligatorio registrarse al inicio y al término del trekking en la Comisaría de Puerto Williams.

- Se trata de un trekking complejo, desde el punto de vista técnico por la exigencia y también respecto a las condiciones climáticas, por lo que es importante contar con las condiciones físicas y mentales para afrontar el desafío, así como también revisar el tiempo para tener mayores chances de un clima menos hostil.

 - Está prohibido hacer fogatas, pero si se puede cocinar con cocinillas.

- Debes llevar bolsas de basura, porque todo lo que va contigo a la montaña, vuelve contigo hasta Puerto Williams. No hay basureros ni baños en toda la ruta.

- En verano los días son largos, por lo que es conveniente partir con los primeros rayos de sol caminando, para evitar el circuito al anochecer y además aprovechar las tardes en las lagunas. 

 

Link Recomendado:

Rutas Patrimoniales: Dientes de Navarino


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.